Una novela real, de Minae Mizumura

Por Erika Rosete.

Hay distintos sentimientos por los que un ser humano atraviesa, como mares infranqueables, para situarse en un sitio emocional que le permita volver la vista hacia atrás, al pasado, y recapitular lo necesario para poder continuar.

En un punto como este, los individuos pensamos al ritmo de las manecillas del reloj, interpretamos en un solo instante los diferentes personajes con los que hemos cargado de vidas pasadas, situadas en décadas o años atrás, en las que éramos un recuerdo de lo que, posiblemente, hoy somos.

El presente se desfigura y el pasado se transforma en algo que jamás volverá a ser como en realidad ocurrió.

ArgentinaCover20080130-1

La experiencia de leer Una novela real, de la escritora japonesa Minae Mizumura, es como caminar en un laberinto de ficción y realidad (si es que estos dos aspectos pueden separarse) y de historia japonesa y estadounidense entrelazada en pasajes e imágenes que nos trasladan a las calles de Nueva York o las costas de Japón.

Entre sus páginas, encontramos tintes de la histórica añoranza de Oriente por la cultura occidental, y sobre todo, formamos parte, a través de ella, de una narrativa familiar que nos dará lecciones sobre las personas, el amor, el tiempo, la empatía entre seres humanos, y sobre uno de los momentos más significativos de un ser humano: cuando se desprende del hogar infantil y emprende el camino definitivo hacia la vida adulta.

‘Yusuke’, el joven que se encamina a una aventura con su compañero de cuarto, será la encarnación de la juventud y del encanto por la vida, los paisajes, los viajes en bicicleta y esa curiosidad voraz por las cosas del mundo. Pero antes, la autora nos regalará un viaje dentro del viaje que significó para ella encontrarse con esta historia, misma que cobra vida a través de otro personaje lleno de luces y sombras como lo es el enigmático ‘Taro Azuma’.

Quizá sea él, quien desde su niñez, nos muestre las desventuras de una soledad casi genética en un mundo desproveído de esperanza y comprensión. Será ‘Taro Azuma’ quien, al descubrirse solo y único, buscará atravesar continentes y llegar hasta la cristalización de sueños que lo convertirán en un millonario famoso y al mismo tiempo totalmente desconocido para todos. Incluso para él.

En esta historia, el Japón de la posguerra se confrontará de manera sublime con el ‘Sol Naciente’ que comenzó su proceso de transformación hasta llegar a ser una masa desconocida y desagradable para muchos de sus pobladores, quienes a la distancia o dentro de su territorio, observaron con tristeza el fin de una época.

Minae Mizumura hace, con toda la intención, una imitación de Cumbres borrascosas de Emily Brontë, paralelismo en el que podremos observar los puntos de encuentro entre ‘Taro Azuma’ y el personaje de ‘Heathcliff’, ambos situados en tiempos y geografías totalmente distintas, pero encarnando las más maravillosas y terribles tragedias humanas, presas los dos de un mundo que los engendra y los moldea para después intentar entenderlos cuando los reconocen ajenos.

La lucha interna que ambos personajes libran de la manera más salvaje, será la batalla que enmarque las otras historias alternas que les rodean dentro de sus contextos.

Esta versión japonesa-estadounidense de las tres familias ejes de Una novela real (los Utawa, Saegusa y los Shiguemitsu), nos adentra a las generaciones que miran el Japón y el mundo, de maneras tan disímiles como lo son sus propias aspiraciones y personalidades.

‘Fumiko’, la figura femenina predominante en esta novela, a veces narradora, a veces protagonista e incluso, a ratos sólo actor secundario, será quien nos conducirá por todos los paisajes y encuentros dentro de esta historia, búsqueda de un lugar en el mundo, el regreso a los hogares establecidos a través de los años, la confusión con el deber ser y la moral en boga, y lo complicado que es enfrentarse a la toma de decisiones cuando existen siempre infinitas posibilidades ofrecidas por el universo.

Mizumura, Minae. Una novela real. Argentina: Adriana Hidalgo, 2008.