El libro blanco, de Jean Cocteau


Por Sergio Loo

 

Este un libro es excepcional, tanto por el contexto en el que se dio a conocer, la forma, pero también por su supervivencia en el tiempo.
Va rápido la historia: Maurice Sachs, un embaucador que le robó a Coco Channel y a Louis Aragón, entre muchos otros, publica, al parecer sin permiso, una especie de autobiografía confesional, de Jean Cocteau, afamado dramaturgo para ese entonces. Cocteau niega ser el autor del texto pero reconoce como suyos las ilustraciones: hombres varoniles experimentando una sexualidad sórdida, muy al estilo Querelle, de Jean Genet. Un escándalo (estamos en los años 30). La novela es una serie de aventuras sexuales y sentimentales de un joven perteneciente a una familia acomodada. Las aventuras son con hombres y mujeres. Más hombres que mujeres. Pero no queda ahí. La novela, el libro, ha tenido vida propia fuera de la bibliografía oficial de Cocteau: se volvió texto fundamental para los sodomitas degenerados, después para la comunidad gay y por último, como referente obligado en la cultura queer.

La novela, habrá que aceptarlo, no es la obra maestra: sus personajes no acaban de ser dibujados, no hay una trama sólida, el final es flojo. Pero si no se lee como novela, sino como un libro blanco (término para denominar a los libros confesionales), puede ser muy interesante y, a eso es a lo que voy: ¿Por qué en 2010, después de toda la movilización de los colectivos por la diversidad sexual, se publica un libro que de principio es una confesión de culpas debido a una sexualidad distinta?

a) Porque hay todavía mucha gente que sigue experimentando culpa ante su sexualidad y por ello este libro no ha perdido su vigencia.

b) Porque es un bonito muestrario de explicaciones que después se volvieron lugares comunes: la sexualidad y la infancia, dios y la sexualidad, la bisexualidad. Esto es antropología al 100%.

c) Porque, pese a su dudosa factura, tiene algo que mucha de la literatura queer/gay con su empoderamiento social y político ha perdido: virulencia. La culpa subvertida en placer, el deseo por el deseo, la transgresión social ahora son escasos en una nueva literatura lgbttt engolosinada con el amor, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción, el chilladero simplón (Claro, hay salvedades: Dennis Cooper, Clive Barker, Copi, Eduardo Mendicutti, Wenceslao Bruciaga, Rafael Calva).

El libro blanco: una gran anomalía; envejece con el estilo de una vieja foto de Marlene Dietrich.

Cabaret Voltaire, Libro Blanco, Suplemento de Libros

Cocteau, Jean. El libro blanco. España: Cabaret Voltaire, 2010.