Camelot América, una editorial con visión hispanoamericana

Jonás “Eveready” Domínguez.

Durante el primer semestre de este año, Ediciones Camelot ha comenzado su expansión a América Latina, bajo el subsello Camelot América, encabezado por el editor Manuel Pérez-Petit, coordinador estratégico para los países hispanoamericanos de esta editorial literaria de origen asturiano.

Fundada en 2014 por los hermanos Pablo y Daniel Solares Acebal, Camelot ha puesto un pie en países como México y Argentina con la plena intención de colocar su catálogo, que rebasa el centenar de títulos, en las principales librerías, además de planear la publicación de más de 30 títulos en México, Argentina, Colombia y en Chile, con autores locales. En próximos meses reeditará para los lectores mexicanos El barman de Reykjavik (2017), novela negra de Jordi Pujolá en la que Islandia es escenario de un thriller geopolítico; mientras tanto han lanzado una compilación de textos de la poeta, ensayista y traductora Brenda Ríos (Acapulco, 1975) bajo el título de Cubo de Rubik (2018), en el que aborda el tema de las relaciones interpersonales, “una de mis obsesiones de siempre: cómo nos relacionamos con los otros, la incomunicación, la falta de sentido. Me parece un libro escrito con el cuerpo, no hablo de textos intelectuales, sino textos que vienen de preocupaciones viscerales, físicas, temas del ojo, las manos, los sentidos en alerta (no sísmica)”, explica la autora vía electrónica.

Este volúmen de 230 páginas, reúne crónicas urbanas tan “rabiosas” como emocionales, piezas narrativas sueltas y aforismos “sentimentales”. “Es un libro de crónicas escritas con el cuerpo de la Ciudad de México”, reitera Ríos; “tiene parte de sus nervios, su neurosis, su mal humor, su cansancio eterno”. A la vez, dice, “también habla de un mecanismo de sus habitantes hechos para perdurar, la vendimia, el acto de dar la cara, pese a todo: al clima, el desempleo, la falta de tanto. El escenario es el transporte público, la vida diaria”. En pocas palabras “es un libro que grita”, describe.

Otra novedad es la novela Señor de las máscaras, de Pedro Paunero (Tuxpan, Veracruz, 1973), en la que se combinan elementos sobrenaturales, fantásticos y de ciencia ficción con la historia de México y el cine para narrar la desesperada búsqueda por parte de ‘John Pain’ del escritor y periodista estadounidense ‘Ambrose Bierce’, desaparecido durante el inicio de la Revolución Mexicana. “El libro especula sobre el destino de “aquel veterano de la Guerra de Secesión que decidió atravesar la frontera y unirse a las tropas de Pancho Villa, para morir en acción, evitando así ‘morir de viejo o cayendo por las escaleras’”, explica el autor a través de un mensaje electrónico.

Dicho de otra manera, Señor de las máscaras enmarca la célebre desaparición con todos los elementos que conforman un “Steampunk”: “hombres mecánicos que funcionan con tecnología a vapor, espejos de Arquímedes usados a la manera de rayos láser, demonios que usurpan cuerpos, dioses griegos que luchan contra la entrada a nuestro mundo de entidades capaces de desatar una conflagración mundial”. Respecto al título, aclara: el ‘Señor de las máscaras’ (es) “una especie de demonio que toma formas múltiples a través de las edades, y que fue atraído hacia el escritor debido a sus escritos terroríficos y melancólicos”, ahonda. En una palabra: se trata de un divertimento. “Es una obra muy entretenida, repleta de alusiones a autores, situaciones, personajes o hechos históricos que cualquier lector enterado sabrá identificar y gozar con ello”, asegura Paunero, para quien dicha novela es “pionera en su género, el Weird Western“.

Camelot América ha reeditado el libro Mientras dure la lluvia, de Andrés Rodríguez Granados, así como Garúa de Hugo García de Quevedo; Una línea que cae y se deshace, de Alfonso Fierro; Nadie es nadie, amor, de Gabriel Vázquez; y durante julio dará a conocer Cocaína, primera novela del periodista, promotor cultural y poeta Javier Moro Hernández, así como en agosto las obras de David Becerril Flores y Roger Vilar.

Para Ríos “el proyecto encabezado por los editores de España es ambicioso, global y feroz”. En un primer acercamiento, dice que la oferta de este catálogo es de libros “misceláneos”. Paunero coincide: “He visto varios títulos y estos abarcan las formas de la novela, el cuento y la poesía, por ejemplo. En narrativa, en especial, he notado que han publicado desde novelas históricas hasta el género de la ciencia ficción. Es una colección muy rica en géneros y temáticas”.