El percutor (Semana del 4 al 10 de julio)

El percutor
Golpes a la línea de flotación de la vida editorial y literaria
(Semana del 4 al 10 de julio de 2016)

Por Manuel Pérez-Petit y (SdL).

Reflexión de la semana
Nos lo cuenta el diario electrónico español elconfidencial.com: “Uno de los mejores artículos culturales publicados este año se titula ‘Hay una madre en Barcelona que no tiene un hijo artista’. Lo escribió Álvaro Colomer y explica la presentación del proyecto TheCreativeNet en la antigua fábrica de cerveza Damm en Barcelona. La impulsora y maestra de ceremonias era Bibiana Ballbé, periodista especializada en cultura chic, hipster y cool. El objetivo es trazar un “mapa de la creatividad” en la ciudad condal, una especie de directorio de emprendedores por debajo de cuarenta años, que a su vez también pueden apostar por sus artistas emergentes preferidos (…)”. Suena bien, la verdad, pero hay un engaño en todo esto que asustaría a cualquiera que estuviera medianamente despierto, porque en realidad se trata de una cadena de favores, como bien explica el grupo de rock Seward, que “no refleja lo que ocurre realmente en la cultura”. El tema y el debate de la “creatividad” –así dicha la palabra, entre comillas– es un mal de nuestro tiempo, en que se cambia originalidad por verdadera creación, ingenio por rigor o facilismo por autocrítica, perdiéndose de modo ineludible todo aquello que hicieron grandes a los grandes en el mundo del arte y la cultura desde tiempos inmemoriales. Abierta quede esta reflexión, que nos preocupa.

Las noticias

1. Piden a Google que deje de ser la vía de acceso a la piratería en el sector editorial: Planeta y Penguin Random House han solicitado en el foro Edita Barcelona que Google deje de ser la vía de acceso a la piratería del sector. Solo en 2015, Penguin Random House Grupo Editorial presentó en América Latina y España unas 88 mil denuncias para que se retiraran de la Red descargas ilegales de sus libros. El asunto es grave, aunque en el medio editorial solo afecta realmente a las grandes corporaciones –que, no obstante, son más del 80% del sector–. A los pequeños creemos que les gustaría que Google les pirateara…, pero el mundo es así.

2. En torno a la crisis de las librerías mexicanas: Los editores Marcelo Uribe, Alberto Ruy Sánchez y Rodrigo Pérez Porrúa proponen cear un Centro Nacional de Lectura, retomar la discusión del precio único del libro y aumentar el número de librerías en todo México en la audiencia pública Libros y lectura, organizada por la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados mexicana, en las tareas de dar forma a la Ley de Cultura que, a su vez, dará sentido legal a la Secretaría de Cultura, creada en diciembre de 2015. Marina Núñez Bespalova, directora de la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, ha reconocido en el mismo foro que en México existe una crisis de librerías: “La CANIEM dijo que en 2014 había 1,204 puntos de venta de libros en el país, es decir, 1.4 librerías por cada 100 mil habitantes, el mismo año, por ejemplo, España registró 12.5 librerías por cada 100 mil y Colombia el doble de nosotros. Por otra parte, la ausencia de librerías es evidente en algunas regiones del país ya que una tercera parte se concentra en la Ciudad de México y en las zonas metropolitanas de Guadalajara y Estado de México”. El asunto es también muy grave, y creemos que más universal que local, aunque los datos dicen que México está peor que otros países en este sentido, con el índice más bajo de librerías per cápita del ámbito de dominio de la lengua española y unos índices de lectura muy bajos. Esto debería dar para pensar no en los culpables sino en qué hacer. Y en el papel de la sociedad civil en todo ésto. ¿Es sólo cuestión de voluntades?

3. Anuncian la publicación de más epistolarios entre editores y autores: La publicación de cartas entre algunos autores y el histórico editor de Fondo de Cultura Económica, Arnaldo Orfila (1897-1998), llena de expectación el mundo editorial. Una vez publicadas las correspondientes a Alfonso Reyes, Octavio Paz y Carlos Fuentes, ahora les toca el turno a autores no mexicanos: Alejo Carpentier y Julio Cortázar, que serán editadas por Siglo XXI Editores en los próximos meses. Para editores resulta muy recomendable, lo mismo que para curiosos y amantes en general de la literatura. Nosotros esperamos esos tomos con verdadero interés. En 2017, Siglo XXI, de la cual fue fundador el propio Arnaldo Orfila, quiere celebrar a lo grande su quincuagésimo aniversario. Y nosotros brindamos por ello.

4. Horizontum alcanza su número 8: La revista bimestral de finanzas y cultura ya va por ocho números, lo cual le otorga cierta mayoría de edad. Y sigue adelante entregando la mitad de sus páginas a temas de arte, literatura, música y cine, incluyendo también, un espacio para la creación. Suenan rumores de que pronto pasará a ser mensual y distribuirse para venta directa al público (ya no solo encartada en el diario mexicano Reforma sino también en librerías de prestigio). No cabe duda de que es una buena noticia. Seguimos con interés y apreciamos este esfuerzo editorial, al que deseamos su crecimiento y consolidación, aunque cabe decir que aún andan lejos de lo que sería ideal en una revista que tiene 60 días para ampliar el horizonte cultural de los lectores.