El percutor: semana del 18 al 24 de julio de 2016

Por Manuel Pérez-Petit y (SdL).

Reflexión de la semana
No hay aventura que pueda compararse con leer. Las artes plásticas y visuales te condicionan, pero un libro no: puedes imaginarlo como quieras y tiene más lecturas que ninguna otra expresión artística; tan solo es comparable con la música y, en cierto modo, con la danza. Y así, uno y la expresión del idioma, frente a frente, se hallan en la tarea de ser, de creer, de crecer y de crear de nuevo el mundo, que es la tarea más complicada y plena que uno pueda proponerse. Nos llegan noticias del creciente éxito de la campaña #VoyALeerATuCasa, una iniciativa que nació en Uruguay y que se ha internacionalizado, cuya pretensión es la de reclutar voluntarios que vayan a casas de personas discapacitadas visuales o mayores no adaptados a las nuevas tecnologías con problemas visuales para compartir con ellos lecturas del más diverso tipo. El proyecto, por completo puesto en marcha y desarrollado por gente de la calle es, además, autosustentable. Pero sobre todo nos pone en el camino de eso, de un mundo nuevo.

Las noticias

1. El Hay Festival llega a Querétaro:
Más de un centenar de invitados de 17 países estarán del 1 al 4 de septiembre en el Hay Festival Querétaro 2016, pensado como un foro de ideas multidisciplinar y cuyo programa ha sido dado a conocer esta misma semana. En literatura, figuras de la talla de Le Clézio (Premio Nobel de Literatura 2008), Elena Poniatowska (Premio Cervantes 2015), Juan José Millás, Nélida Piñon, Eduardo Sacheri, Cees Nooteboom, Martín Caparrós, Nell Leyshon, Benito Taibo, Juan Gedovious, así como Mariana Enriquez y Edgardo Cozarinsky, entre muchos otros que darán lustre a un festival que este año incluye la presencia de periodistas/autores de superación personal. Un gran acontecimiento, que, para su pleno éxito, deberá contar con el apoyo del público queretano.

2. Los editores españoles leen por gusto, ¡que suerte!:
Interesante y autocomplaciente el reportaje publicado por el diario español El País acerca de las lecturas de los editores, quienes tienen –tenemos– poco tiempo para leer por placer, y siempre nos quejamos de ello. Sin embargo, El País parece querer demostrar lo contrario. Y nos asombra todo lo que leerán de aquí a septiembre los editores españoles. No sabemos si darles la enhorabuena o pensar que mienten.

3. Inicia la era Tusquets para Ortuño:
Antonio Ortuño (Jalisco, 1976) es autor de ligas mayores. Su novela Recursos humanos, finalista del Premio Herralde 2007. En octubre de 2010 fue elegido por la revista británica Granta como uno los mejores escritores jóvenes en lengua española, siendo el único mexicano incluido en aquella selección. Su Fila india (2013) llegó a posicionarse en el gusto de los lectores alemanes mientras que su Méjico (2015) que concitó el aplauso unánime de crítica y público. Hoy es noticia Ortuño, y no nos sorprende, por su última novedad, Agua corriente, antología personal publicada por Tusquets que revela por vez primera en México su faceta como cuentista –nunca se habían publicado libros de cuentos suyos acá–, y que lo confirma con uno de los más importantes autores mexicanos actuales. Ya se espera la reedición de su primera novela, El buscador de cabezas (2006) y otros dos títulos más. Lo tendremos que seguir siguiendo…

4. Roberto Bolaño, homenajeado en España:
En la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, España, ha tenido lugar el curso “Roberto Bolaño: Estrella distante”, planteado como un homenaje al escritor chileno a quien tanta influencia en la narrativa posterior se le concede. “Bolaño hace posible una gran literatura que colisiona con los parámetros de la sociedad del espectáculo de nuestros días”, ha dicho un alto mandatario del Ministerio de Cultura español, el también escritor José María Lasalle, que ha calificado al autor de Los detectives salvajes o La estrella distante como el nombre clave para comprender la literatura iberoamericana en su tránsito al siglo XXI. Un escritor dueño de una “tensión posmoderna” que se hace palpable en obras como 2666, un “espejismo crepuscular” que para Lassalle capta una sensación de “apocalipsis feliz” que ha precipitado acontecimientos como el 11-S y la crisis financiera, y que “acompaña nuestra vida desde entonces”.

5. Josep Pla, silenciado:
Nos lo cuenta Jordi Corominas i Julián en un espléndido reportaje (éste sí) publicado en el diario electrónico español El Confidencial. Bajo el título “La conjura de los mediocres: Cataluña olvida a Josep Pla”, Corominas des taca del escritor catalán su obra El cuaderno gris, en la que el propio Pla (1897-1981) se define como un “producto contra su tiempo”. Corominas califica El cuaderno gris como “una obra medular de la cultura catalana contemporánea que lo convierte en un clásico de la tradición literaria europea del siglo XX”, y señala la existencia de un “silencio” en torno a la figura de Pla en la cultura catalana actual. Y es posible que así sea, pues es muy hispánico asistir a torticeros intentos de hacer olvidar a figuras esenciales por parte de la cultura institucional. Y lo lamentamos. Pero cuando un autor es grande, este tipo de situaciones son solo pasajeras, mal que le pese a muchos.