Libros, ¿para qué?: Julio Hernández Cordón, cineasta

Por Jonás “Eveready” Domínguez.

Julio Hernández Cordón -cineasta con nacionalidad mexicana, estadounidense y guatemalteca- cuenta con tres películas, cada una por su cuenta ha merecido incontables premios en festivales latinoamericanos y europeos.
En Gasolina (2008) mostró cuan salvaje es la intolerancia y el racismo de la clase media; en Las marimbas del infierno (2010) ironizó en torno al submundo cultural. Y en el cinensayo con guiño surrealistas de Hasta el sol tiene manchas (2012) -próximo a estrenarse en México- fue en busca de la “verdad” cinematográfica.
Se trata de un cine de autor en el que la narrativa puede ser disparatada pero siempre punzante.

En SuplementodeLibros aprovechamos la estancia de Hernández Cordón en la ciudad de México para invitarlo a responder nuestro Test
LIBROS ¿PARA QUÉ?

¿Libro para plagiar la historia y hacerla filme?
Insensatez, de Horacio Castellanos Moya.

¿Libro cuya portada la quisieras de imagen para algunas de tus películas (y cuál película sería)?
Opio, crónica de una desintoxicación de Jean Cocteau. La película sería Hasta el sol tiene manchas

Novela a la que le quitarías el nombre del autor y le pondrías el tuyo
Viaje al fin de la noche, de Louis-Ferdinand Céline.

¿Qué película debería para ti convertirse en libro?
Gummo.

Como admirador de Fante: ¿qué opinión te merece la adaptación de Pregúntale al polvo?
No la vi. No me dio curiosidad.

Poca gente sabe que mucho antes de ser cineasta publicaste un pequeño libro de relatos, Por el suelo (Editorial X, 2000)…
…Lo quiero olvidar.

¿Qué libro te ha resultado insufrible?
Algebra, de Baldor.

¿Libros, para qué?
Para escuchar el otro en silencio y, al mismo tiempo, escucharse a uno mismo.
Coincidir o no con otros por medio del sonido de las palabras.
Sobre todo para tener una mirada que atraviese muros.