L!nks: De Argentina para el mundo

Por Juan Sapia.

Internet, como no podía ser de otra manera, dio a luz a varios mitos, leyendas. Algunas más fantasiosas (como la de John Titor), otras más aterradoras (como la de Mereana Mordegard Glesgorv). Como cualquier ciudad del mundo, Internet despliega una serie de personajes e historias fantasmagóricas, sucesos que pudieron o no haber sucedido. Dentro de este submundo, existe una información estadística que a esta altura puede considerarse un rumor, una información fantasmagórica, que se no se puede chequear: la que dice que un tercio de la Internet es pornografía. Como el congelamiento de Walt Disney, como la muerte de Paul McCartney, nadie puede afirmar o negar que eso haya sucedido.

La Web se va llenando de basura: desde ventanas de sitios porno que surgen en cada recoveco digital hasta publicidades de celular o de autos o de cremas cada vez más largas y menos evitables en Youtube. El spam crece y se reproduce a velocidades inéditas.
Sin embargo, escondidos entre tanta porquería informática, ocultos debajo de capas y capas de páginas inútiles existen blogs, libros para ser descargados o revistas digitales interesantísimas, que valen la pena ser leídos. Por eso, a modo de recomendación, enumeramos cinco de estos sitios realizados en Argentina, para su lectura en todo el mundo:

Revista Paco
Para la gente de cierta edad, la palabra Paco tiene una doble connotación. En principio, fue una colonia, un perfume que regalábamos en los cumpleaños de nuestros compañeros de colegio. Pero unos años después, esa misma palabra pasó a designar una droga fabricada con los restos de la cocaína, procesado con ácido sulfúrico, mezclado con cloroformo. Por lo barato que resulta su fabricación y lo adictiva y toxicidad, el paco causa devastaciones en las villas.
El humor que profesa Revista Paco, es un humor border, negro, por momentos nostálgico, que parece haber nacido de esa ambigüedad semántica.
Paco disecciona la coyuntura de manera atolondrada, pero también precisa. Los temas pueden llegar desde el análisis de un escándalo de una estudiante que se desnudó en clase en una universidad católica hasta la muerte de Margaret Thatcher; desde un análisis de la presencia de lo político en Los Simpson hasta la reseña de un programa de canto y baile con un jurado: En pocas palabras, es una publicación “con ánimo de potlatch moderno”.

CryptoPeriodismo
Un paranoico es alguien que sabe un poco de lo que está pasando”, dijo Burroughs. Entonces ¿qué se necesita para hacer periodismo, sino paranoia? El manual de Nelson Fernández y Pablo Mancini es una herramienta para canalizar esa paranoia, para encausarla. En una Red cada vez más controlada, más paga, en una época en que la gran gesta periodística fue Wikileaks (y su responsable, hoy día, no puede salir de la embajada de Ecuador en Inglaterra) no viene mal reflexionar acerca de qué lugar ocupa en la Red el periodismo. Los autores llegan a la conclusión de que es un lugar decididamente peligroso, y por eso ofrecen varios consejos útiles a la hora de navegar por Internet: como generar contraseñas seguras, como encriptar un disco, estrategias para hacer lo más anónimos posible nuestro paso por la Web, también para obtener un rendimiento mucho más alto de la información que nos recorre todos los días, todo el día. En pocas palabras: “Un libro urgente”. Incluye ilustraciones.

The Buenos Aires Review
Con la misma elegancia que caracterizó a su primera novela (Las teorías salvajes. Argentina: Entropía, 2008 / España: Alpha Decay, 2010); que le alcanzó para hacerse un lugar en el panorama literario argentino, Pola Oloixarac nos sorprende cinco años después (acompañada por Jennifer Croft y Lucas Mertehikian, entre otras) con un proyecto digital que incluye textos en inglés y español en varios géneros: poesía, ficción, ensayo, crítica cultural, artes visuales y entrevistas. Además, incluye una interesantísima sección dedicada a los traductores. En pocas palabras: Un “rendez-vouz de las mentes, digital y bilingüe”.

El toro mecánico
Nicolás Mavrakis es crítico, periodista y escritor. Escribió No alimenten al troll (Tamarisco, 2012) y mantiene el blog #Borges del futuro, sobre nuevos escritores argentinos. El toro mecánico reúne varios trabajos suyos de crítica literaria. A través de reseñas, notas y entrevistas, Marvrakis recorre autores que van desde John Updike hasta Jaime Bayly, de Martín Kohan a Houellebecq.
Reseñar un libro es tan irrelevante a los fines de una intervención singular y efectiva en el campo cultural como montar un toro mecánico en esos oscuros bares para rednecks y creerse un cowboy. Aun así, el riesgo de la caída y del golpe, aunque estrictamente privado e invisible, existe. Se trata, entonces, de montar al toro mecánico con la mayor decencia posible”, escribe Mavrakis sobre la crítica literaria en general y sobre su trabajo en particular.

Revista Planta
Generalmente se concibe la crítica cultural en general y la literaria en particular como separada de la coyuntura política o social. Casi como un anexo oscuro, que poco o nada tiene que ver con la realidad concreta, cotidiana. Sin embargo, a través de los análisis que propone Revista Planta, entendemos que no, que la actualidad cultural y literaria funciona como modificador o reflejo de la sociedad en que vivimos: a través de la crítica cultural, Planta desgaja toda la coyuntura social, económica y política de la Argentina. Damián Selci, uno de sus editores, plasma en su primera novela, editada el año pasado por Eterna Cadencia, esto mismo: la posibilidad de una pedagogía revolucionaria, el impacto de la producción cultural en el campo simbólico de la política.