El fin de la raza blanca, de Eugenia Rico

Por Javier Moro Hernández.

Eugenia Rico (Oviedo, 1972) es conocida en España por sus cinco novelas entre las que podemos destacar La muerte blanca (Premio Azorín, 2002), El otoño alemán (Premio Ateneo de Sevilla, 2006) o la más reciente Aunque seamos malditas (2008).

El fin de la raza blanca es su primer libro de cuentos conformado por catorce relatos que han sido divididos en tres secciones: Cielo, Purgatorio e Infierno, que son precedidos por la minificción de La Cucharilla: “Me ha vendado los ojos que imagine mejor lo que va a contarme y me ha atado para que le demuestre que creo ciegamente en él, que sé que no es un asesino, que estoy segura de que no va a hacerme daño. Pero yo no lo sé, por eso tiemblo cuando recorre mi cuerpo con un cuchillo y me dice que es la cucharilla del café
En este cuento breve nos encontramos ya con las obsesiones y con los temas que dominarán el resto del libro: la ambigüedad sexual y la violencia.
Violencia contenida, engañosa: está ahí esperando, agazapada.
Violencia descarnada y brutal como en La Noche de la Candelaria, relato situado a finales de la Guerra Civil en el que un combatiente franquista decide tomar por las malas lo que Candelaria, una chica de la villa, le ha negado todo ese tiempo. Lo que vemos es la brutalidad del ganador que se ensaña sobre el cuerpo del vencido, al que además dice idolatrar.

En el libro de Eugenia Rico es una galería de personajes llenos de miedo, sorprendidos, rebasados por las circunstancias que los rodean. Varios de ellos han sido puestos en situaciones límite, como los conflictos civiles (la Guerra Civil española aparece en un par de cuentos: La línea gris y en el arriba mencionado), a partir de los cuales Rico nos permite entrar a un universo dominado por la sed de venganza, la intolerancia, la amargura de no poder escapar a una situación que no controlan, que los supera. Violencia drástica en el cuento que le da título al libro, en donde seremos testigos de una violencia desatada por los celos, la envidia.

El fin de la raza blanca también presenta personajes que saben bien lo que hacen y que disfrutan con la violencia, disfrutan haciendo daño.
La autora nos sorprenderá sobre todo con finales violentos, abruptos, a los cuales están condenados sus personajes que, en este libro, no sobre salen por su inocencia.

El fin de la raza blanca conlleva un boleto hacia el mismo Infierno.

Rico, Eugenia. El fin de la raza blanca. España: Páginas de espuma, 2013.