#PremioLetrasNuevas de (tele)Novela

De Junior a Junior. Epígrafe a otro premio literario.

Por Sidharta Ochoa*

En recuerdo del día del diván.

Una imagen: Carlos Slim Dommit entrega en el interior del Museo Soumaya, en Plaza Carso, el Premio Letras Nuevas de Novela a Daniel Krauze; el primero hijo del hombre más rico del mundo y el segundo hijo del intelectual orgánico del priismo, respectivamente.

Krauze Jr. recibió de Slim Jr. un premio literario que consiste en la publicación de una novela que tendrá un tiraje de 10 mil ejemplares y un premio en efectivo de 1,000,000 de pesos mexicanos; y esa imagen de Krauze y Slim, sin ser semiólogos o psicoanalistas si no utilizando el simple sentido común nos dice más que la justificación que el jurado (conformado por Ángeles Mastretta, Marisol Schulz, Francisco Martín Moreno, Fernando Solana y Gabriel Sandoval) escribiera en la página de la editorial Planeta para otorgarle el galardón por su novela Días de lava.

La verdad es que crecí comprando Letras Libres cada mes y que gran parte del panorama de la literatura mexicana que adquirí a temprana edad es debido a esta publicación. Después conocí la literatura gringa, el underground, el underdog y la posnorteñidad y observo que un gran escritor jamás pasará desapercibido aunque publique en editoriales indie o independientes como bien lo ilustra el caso de el narrador Rafa Saavedra o los inicios de Heriberto Yépez, escritor que se hizo a sí mismo con brillantes ensayos y críticas al centro de la llamada ‘República de las Letras’. La escritura del primero ha trastocado el lenguaje de la literatura para varias generaciones sin haber editado nunca en una transnacional; y la del segundo, volteó el panorama de la crítica en México hacia el norte, los ejemplos abundan; autores mínimos así permanecen aunque tengan una gran maquinaria a su favor y autores notables siempre serán reconocidos de alguna forma.

Ha sido el talón de Aquiles de la disidencia cultural en México criticar desde el resentimiento y esa es también característica de las sociedades donde la desigualdad crece todos los sexenios de forma escandalosa así como la acumulación de riqueza. La reacción a los premios literarios, en el que sobresale el que otorgan la editorial Planeta y el Grupo Sanborns, podría ser intensa, sobre todo cuando se sospecha fraude o una intricada red de relaciones públicas que construyen la fama en torno a una obra sin valor.

Pero volvamos a la fotografía que causa algo, una especie de familiaridad histórica:

Fotografía de El Universal

Será menester de otros realizar la critica literaria a la novela de Daniel Krauze, pero no dejo de pensar en esa imagen tan representativa del México contemporáneo, en el que la red de influencias pesa en este país más que la legitimidad, donde la movilización de voluntades y el poder quizá ya hayan atravesado todos los aspectos de la vida social.

Me quedo pensando en el abrazo, la sonrisa, de Krauze y Slim, los dos Jr.

*Sidharta Ochoa (1984) es narradora y ensayista. Es autora de Tatema y Tabú (2011) y Estética de la Emancipación (2012). Becaria del FONCA en Letras (2011-2012).